Interiorismo para una

tienda de ropa infantil

en un local de apenas 50 m2.

Utilizamos como germen del proyecto la idea de

casa en el árbol

, nos imaginamos Neroli como una casita en medio de un bosque de escamas, una tienda

con muebles de caramelo.


El mobiliario flexible y modular es capaz de acoger ropa de diferentes tamaños y edades y presentar disposiciones que se vayan adaptando a las distintas necesidades del espacio.




Diseño interior y diseño de mobiliario
Cliente: Neroli
Año: 2016